Saltar al contenido principal
Iniciar la búsqueda
MenuIdiomas

Home

MenuSuperior

X CONGRESO de Escuelas Católicas: Escuela con visión

El X Congreso de Escuelas Católicas, “Escuela con visión”, llegó el sábado 28 de noviembre a su fin tras tres días de intensas jornadas, de varias ponencias, una mesa redonda, mucha reflexión e intercambio de experiencias. 

El encuentro representó una oportunidad única de escuchar a expertos que abordaron temas como la calidad, las nuevas reformas educativas, la libertad y autonomía de los centros, la alternativa que suponen los centros concertados de iniciativa social para responder a la demanda de la sociedad, la función directiva y la necesidad de dar respuestas, con calidad, a nuevas realidades. 

Especialmente emocionante fue el acto de clausura, en el que la presidenta de Escuelas Católicas, Inmaculada Tuset, quiso rendir homenaje a Manuel de Castro, secretario general de EC durante más de ocho años, que en diciembre finalizará su mandato. Tuset agradeció a De Castro los servicios prestados a la escuela católica durante todos estos años de entrega incondicional. A su vez, Manuel de Castro, en un discurso cargado de emoción, mostró su agradecimiento a la institución por la confianza puesta en él y felicitó a todos los que le han acompañado en este camino marcado por su labor a favor de la escuela católica en España y en el mundo. “Me voy muy satisfecho y agradecido. He tenido aciertos y errores pero por mi parte nunca ha faltado entrega y dedicación, y creo que hoy Escuelas Católicas, FERE-CECA y EyG, están más unidas como instituciones hermanas, más prestigiadas socialmente como organizaciones de Iglesia defensoras de sus principios identitarios desde la independencia y el diálogo, y más reconocidas por vosotros y todos los asociados”. Las palabras de Manuel de Castro fueron interrumpidas en numerosas ocasiones con fuertes ovaciones por el público asistente, que quiso reconocer así su apoyo incondicional a la labor del secretario general de EC. 

Durante el Congreso se reflexionó además sobre la necesidad de seguir leyendo en clave cristiana los acontecimientos, convencidos de la dimensión evangelizadora de nuestros centros, y de hacer de los alumnos personas competentes con capacidad para responder a las realidades de su entorno. Para ello, según manifestaron los distintos ponentes, a los profesores se les pedirá colaboración, trabajo en red, mirar al alumno de forma global y utilizar medios que favorezcan el pensamiento crítico. 

Con todo lo escuchado, los más de 700 representantes de instituciones titulares y responsables de centros educativos que participaron en el X Congreso de EC llegaron a la conclusión de que la visión de la escuela del futuro, de la escuela católica de los próximos años, es la de una escuela 2.0 que exigirá a los directivos apoyar y dinamizar el uso de las TIC, que requerirá una nueva forma de enseñar y aprender y un impulso de la función directiva, y que precisará de educadores competentes y motivados, así como de un cambio pedagógico que sea capaz de formar a alumnos competentes, autónomos y comprometidos con los valores cristianos. 

Cabe destacar también la entrega de los II Premios a la Innovación TIC09, que tuvo lugar el día 27 de noviembre. Unos premios creados por EC con la colaboración de Smart Board, Intel, Grupo SM y educ@mos. Bajo el lema “Tus iniciativas cuentan” se premiaron propuestas de innovación educativa relacionadas con los procesos de enseñanza y aprendizaje reglado dentro del ámbito escolar-curricular. Los galardonados fueron el Colegio María Inmaculada de Zaragoza (Aragón) con el “Proyecto de Animación a la lectura-Cuentos del Mundo”, en la categoría de Infantil y Primaria; el Colegio Miralba (Hijas de Jesús) de Vigo (Galicia) con “Multimedia Exchange”, en ESO, Bachillerato y ciclos; y el Colegio Educación Especial Purísima Concepción de Granada (Andalucía) con el proyecto “Uso de dispositivos electrónicos como herramienta de apoyo a la comunicación en alumnos con discapacidad intelectual asociada a trastornos graves y persistentes del lenguaje”, dirigido a alumnos con necesidades educativas especiales.

La síntesis del trabajo realizado queda reflejada en las siguientes conclusiones:  

1.    En una cultura marcada por el pluralismo axiológico y  religioso, creemos en una espiritualidad con una visión positiva de la persona y la sociedad, y según el  estilo del Evangelio, abierto a todos, que acepta la pluralidad como riqueza humana. Nuestra oferta educativa cristiana apuesta por el diálogo entre la fe y la cultura, con una clara visión trascendente y transformadora de la persona y de la sociedad.

2.    La calidad educativa la generan educadores excelentes. Sólo quienes cuenten con los profesionales mejor preparados lograrán que cada alumno desarrolle sus competencias y asuman su propia formación para seguir aprendiendo toda su vida. Esto exige una nueva forma de enseñar y aprender, innovación pedagógica y revisión de procesos y metodologías para prevenir los problemas de aprendizaje y el fracaso escolar.

3.    Parte del futuro de la escuela católica va a depender del impulso de la función directiva. Debemos favorecer el nacimiento de nuevos líderes para nuestros centros, apostando por una amplia formación de los mismos dedicando los recursos necesarios. Asimismo, para que los colegios sigan siendo significativamente católicos, sus directivos deben liderar también los aspectos espirituales y pastorales.

4.    La educación del futuro precisa de educadores competentes y motivados que vivan conectados a la sociedad del presente, empapados de la tradición y las esencias de nuestros fundadores, y con una visión capaz de otear el futuro con optimismo. Debemos trabajar para que “todos” los educadores de nuestros centros tengan la autoridad personal y el prestigio social que se merecen en su vida educativa diaria.

5.    Para que la escuela responda a los desafíos de la sociedad del siglo XXI se requiere un cambio pedagógico capaz de formar alumnos competentes, autónomos y comprometidos con los valores cristianos. Por eso habrá que poner el foco de atención no en el currículo, sino en los procesos que conforman la mente del alumno y en la cohesión de toda la comunidad educativa en torno a un mismo proyecto educativo.

6.    Las escuelas deben tener en cuenta el carácter de una generación formada entre medios técnicos e impactos audiovisuales. Convencidos de que las tecnologías aumentarán nuestra capacidad para ser escuelas significativas en el mundo actual y futuro, nuestra visión es la de una escuela 2.0, que exigirá a los directivos apoyar y dinamizar el uso de las TIC y la oferta del modelo propio, educ@mos.

7.    Educar no es sólo una labor académica sino enseñar a desarrollar la inteligencia emocional y la comunicación, a tomar decisiones, a  comprometerse, a ser responsable, a mejorar este mundo y a vivir felices y con sentido. Seguros de que escuela y familia crearán mayores sinergias para educar desde proyectos compartidos, apostamos por una estrecha colaboración entre ambas instituciones.

8.    Escuelas Católicas seguirá denunciando el incumplimiento por parte de las administraciones públicas de derechos fundamentales recogidos en la LOE y la Constitución. Dicho incumplimiento se traduce en discriminaciones reiteradas a los centros concertados, que a su vez se traducen en discriminaciones a las familias que eligen libremente estos centros.

9.    Propugnamos y apoyamos la consecución de un Pacto de Estado Político y Social por la educación, que supere viejas e inútiles confrontaciones y otorgue a la educación la estabilidad que necesita. Un pacto en el que se reconozcan de manera práctica los derechos constitucionales y las libertades educativas. Un pacto que supere el actual estancamiento de la educación, y ayude a disminuir el fracaso escolar. 

Toledo, a 28 de noviembre de 2009 

 Enlaces de interés

 Imágenes del Congreso

 ISSUU: Publicaciones XI Congreso

 Acto inauguración

ODMRedesSociales
Escuelas Católicas - C/Hacienda de Pavones, 5 - 1º - 28030 Madrid - Tfno: 91 328 80 00/18 escuelascatolicas@escuelascatolicas.es
Aviso Legal