Saltar al contenido principal
Iniciar la búsqueda
MenuIdiomas

Home

MenuSuperior

VIII CONGRESO de Educación y Gestión: Gestionar para educar la ciudadanía europea

Los más de 800 directores y miembros de equipos directivos de centros educativos privados que participaron en el VIII Congreso de EyG instaron a los responsables políticos a consensuar un Pacto Escolar del Estado que dé estabilidad al sistema educativo y que garantice que los centros puedan seguir ofreciendo un estilo educativo demandado cada día por más padres.

Coincidieron, además, en la necesidad de mayor autonomía organizativa y pedagógica para los centros concertados, garantías de libertad de elección y financiación equiparada con la pública.

La síntesis del trabajo realizado quedó reflejada en las siguientes conclusiones: 

1.      Europa sigue siendo el horizonte en cuya perspectiva hay que situar la educación, el futuro de nuestras instituciones y de nuestros centros. La Unión Europea nos fuerza a mirar a Europa como un marco educativo que no podemos obviar. Es fundamental contribuir a dar contenido real a las políticas educativas en la Unión Europea.  

2.      La educación demanda saber situarse en una dimensión nueva, demanda acciones concretas que caminen hacia una verdadera dimensión europea de la educación y hacia la formación de auténticos ciudadanos europeos. Aún cuando las estructuras políticas y la propia Constitución Europea tenga sus dificultades, la nueva juventud debe tener claras cuáles son sus metas y cómo construirlas. Asegurar una mejor educación para los futuros ciudadanos europeos es garantizar una Europa mejor. 

3.      Apostar por Europa es apostar por una sociedad plural. Bajo esta perspectiva, la gestión administrativa, pedagógica, de recursos, etc. tiene que ser distinta, plural y democrática. Y para lograrla es necesaria una mayor autonomía de los centros, reconocida como factor de calidad imprescindible. El control no debe confundirse nunca con mecanismos que restrinjan dicha autonomía. La realidad actual exige además que se respete la creación de centros docentes y se considere un derecho con objeto de garantizar la libertad de enseñanza.  

4.      La interculturalidad, presente en nuestra sociedad, requiere una gestión del centro distinta en sus diferentes aspectos. El modo de gestionar debe vincular la libertad individual con la pertenencia cultural, tiene que ampliar las opciones. La escuela debe, en definitiva, ayudar a crear una ciudadanía incluyente que garantice la igualdad de derechos y obligaciones de las personas, al margen de la cultura de que formen parte.  

5.      En este universo de retos se enmarca también el de la renovación de la función directiva, tanto en lo que se refiere a los esquemas de gestión, como a los propios directores. El futuro de la escuela católica está ligado, en gran medida, a la calidad de su equipo directivo. Ello implica una revisión de las condiciones de acceso y de trabajo, de las motivaciones personales, de las retribuciones y de la específica formación inicial y permanente. Necesitamos buenos equipos directivos y buenos sistemas de organización que permitan seguir siendo fieles a su oferta específica de carácter propio.  

6.      El Gobierno tiene la obligación de hacer de la LOE una ley educativa que sea instrumento de calidad, equidad y libertad. Calidad para la mejora de nuestro sistema educativo, equidad entre alumnos y centros, y libertad como principio constitucional irrenunciable. 

7.      Durante esta etapa de debate parlamentario de la LOE todos los grupos políticos deben buscar el imprescindible consenso que garantice la estabilidad del sistema educativo y le deje al margen de vaivenes políticos. La sociedad exige que sus políticos sean capaces de firmar un pacto escolar de una vez por todas. 

8.      La movilización del pasado 12 de noviembre pone de manifiesto que un amplio sector de la sociedad no está de acuerdo con la ley educativa que está elaborando el Ejecutivo. El Gobierno no puede ignorar el clamor popular contra la LOE, un proyecto de ley lesivo para la libertad de enseñanza y que no mejorará los datos de fracaso escolar que en tan mal lugar dejan a nuestro sistema educativo.

Más información

ODMRedesSociales
Escuelas Católicas - C/Hacienda de Pavones, 5 - 1º - 28030 Madrid - Tfno: 91 328 80 00/18 escuelascatolicas@escuelascatolicas.es
Aviso Legal