Saltar al contenido principal
Iniciar la búsqueda
MenuIdiomas

Home

MenuSuperior

I CONGRESO de FERE-CECA: Alcohol y adolescencia. Hacia una Educación preventiva

Celebrado en Madrid los días 17 y 18 de diciembre de 1993, se profundizó en las acciones que desde la comunidad educativa se deben emprender para evitar que el consumo de alcohol entre los adolescentes se convierta en un auténtico quebradero de  cabeza.

Conclusiones: 

1.      Hacer hincapié en un nuevo estilo educativo basado en la formación integral de la persona y en la educación en valores, que capacite a los adolescentes para obrar autónomamente y gestionar las situaciones de riesgo.

2.      Incluir las orientaciones y líneas de educación preventiva en el Proyecto Educativo y Proyecto Curricular de Centro dentro del esfuerzo encaminado a conseguir una mejora sistemática de la calidad educativa.

3.      Buscar líneas de actuación compartidas por padres y educadores que permitan una intervención eficaz, llevada a cabo de forma conjunta, conscientes de que las acciones individuales y contracorriente resultan ineficaces y dolorosas. 

4.      Continuar con los cursos específicos de formación, así como con otra clase de medios y recursos, que permitan sensibilizar a todas las Comunidades Educativas en la Educación Preventiva y hagan posible su aplicación real en ellas. 

5.      Fomentar la capacitación de los padres para ejercer su función educativa y buscar la mayor colaboración posible con los educadores de los centros educativos. 

6.      Estar abiertos, cercanos y atentos a la realidad del mundo de los adolescentes, y actuar en el momento oportuno, como actitud fundamental para llevar a cabo una educación preventiva. 

7.      No dejar de hacer uso de los límites, tan incómodos a veces como siempre necesarios, presentándolos de forma positiva y en los momentos adecuados. 

8.      Buscar, desde la creatividad, maneras de participación de los adolescentes en la creación de nuevas fórmulas que ocupen, de manera atractiva y gratificantes, sus espacios y tiempos libres y de ocio, de acuerdo con sus intereses y con los objetivos de crecimiento personal.

9.      Implicarnos como padres y educadores en la creación de una cultura viva, para contrarrestar los efectos de las “culturas basuras” sobre los adolescentes. 

10.  Insistir ante quien corresponda en la necesidad de regular el uso de sustancias como el alcohol, con leyes positivas que puedan ser aplicables y sean realmente cumplidas. 

Madrid, 18 de diciembre de 1993

ODMRedesSociales
Escuelas Católicas - C/Hacienda de Pavones, 5 - 1º - 28030 Madrid - Tfno: 91 328 80 00/18 escuelascatolicas@escuelascatolicas.es
Aviso Legal