Saltar al contenido principal
Iniciar la búsqueda
MenuIdiomas

Home

MenuSuperior

CONGRESO de FERE-CECA: Alcohol y adolescencia. Experiencias y programas de educación preventiva

Celebrado el 16 y 17 de diciembre de 1994 en Madrid, el II Congreso de Alcohol y Adolescencia presenta las siguientes 

Conclusiones: 

1.      Destacamos la necesidad de estar atentos a la realidad, analizar el contexto social y evaluar los patrones y estilo de vida para detectar los problemas e iniciar caminos de solución. 

2.      Partimos de que la relación de los adolescentes con el alcohol y su consumo, es una más de las situaciones y ocasiones cuyo riesgo ha de aprender a enfrentar, administrar y gestionar el mismo adolescente. 

3.      El uso y consumo de alcohol por parte de los adolescentes y jóvenes actuales, no es un comportamiento aislado. Es un elemento profundamente integrado e4n un conjunto de comportamientos interrelacionales que configuran un “estilo de vida”, en el que este consumo adquiere alcance y sentido.  

4.      Nos reafirmamos en considerar de poca utilidad el lamento y alarmismo social. Creemos que la intervención más eficaz, para éste y otro tipo de problemas sociales, es la PREVENCIÓN. 

5.      La educación preventiva debe estar presente tanto en el proyecto educativo y el propio ambiente del centro, como el proyecto curricular y la programación de aula. 

6.      Consideramos que el marco más idóneo y eficaz en la tarea de  Prevención, es la Comunidad Educativa, que puede garantizar la coherencia en el proceso educativo, de crecimiento personal de niños, adolescentes o jóvenes. 

7.      Para que se dé realmente una educación preventiva en los centros educativos, es necesaria la corresponsabilidad e implicación de todos los miembros y estamentos de la comunidad educativa. 

8.     Creemos que aunque existan programas marco institucionales, estos deberán ser abiertos APRA que desde la creatividad y actuaciones de los educadores o mediadores de cada centro, se apliquen las actuaciones más apropiadas a cada ambiente. 

9.     Para que esta deseada educación preventiva sea una realidad, creemos necesario insistir en la formación adecuada de los educadores: padres, madres, tutores, profesorado, monitores de tiempo libre… 

10.  La formación de los educadores debe ir en la línea de potenciar un nuevo estilo de relación educativa. 

11.   Pedimos a los equipos directivos de centros y asociaciones de padres, que se impliquen de manera activa y concreta poniendo los medios necesarios y buscando los recursos adecuados, para la realización de las actuaciones de educación preventiva. 

12.   Creemos que se debe pasar de las actuaciones voluntarias y espontáneas, a una institucionalización de programas educativos. Ampliar el interés institucional, coordinar las actuaciones públicas y la iniciativa social, parece necesario para lograr la deseada y necesaria “Cultura de la prevención”.

Madrid, 17 de diciembre de 1994

 

ODMRedesSociales
Escuelas Católicas - C/Hacienda de Pavones, 5 - 1º - 28030 Madrid - Tfno: 91 328 80 00/18 escuelascatolicas@escuelascatolicas.es
Aviso Legal